Software sin complicaciones

La tecnología de gestión completa y sencilla que se adapta a su empresa

Al no ser un documento requerido legalmente no existe una normativa reguladora de su contenido, sin embargo está muy claro que debe contener, al menos la información sobre:

  • Número de albarán.
  • Lugar y fecha de la entrega de las mercancías.
  • Datos del vendedor: nombre, NIF y domicilio.
  • Datos del comprador: nombre, NIF y domicilio.
  • Descripción de las mercancías que se entregan con detalle de su número, calidades, peso, etc.
  • Espacio para la firma y/o sella de la persona que recibe las mercancías.
  • No hemos incluido en esta enumeración los datos económicos de la entrega como el precio por unidad, el precio total como base imponible, los impuestos aplicables como el IVA, etc. No suele ser necesario incluir esta información en nuestro albarán pero tampoco hay ninguna razón para no incluirla y, de hecho, es muy habitual que esté en el albarán.

En todo caso cuanto más información incluyamos será más fácil la gestión posterior de la entrega y de la facturación.